Google+
California: el incendio más letal en la historia del estado
La zona atraviesa por dos grandes incendios forestales: Woolsey Fire y Camp Fire que se cobraron la vida de 50 personas.
Imagenes
Youtube
imagen
Seguí leyendo

En los Ángeles, estado de California se han producido dos incendios de gran escala. En el norte californiano, el Camp Fire tuvo 130,000 acres de terrenos afectados y se considera el incendio más grave y letal que ha tenido el estado. A esta catástrofe se suma en el sur de California, el conocido Woolsey Fire, que ya ha consumido más de 97,000 acres de terrenos. Según los últimos reportes, en ambos incendios se tiene un registro de 50 personas fallecidas.

El Camp Fire no solo se convirtió este fin de semana en uno de los incidentes más letales sino también uno de los más destructivos. La zona más afectada fue Paradise, una localidad de 27000 habitantes de la cuál 29 personas quedaron sin vida. Como si fuese poco, se suma la pérdida de 6700 hogares y comercios que quedaron calcinados, más de 7600 residencias que han quedado destruidas, 260 estructuras comerciales totalmente calcinadas y un total de 52000 personas afectadas.

En Paradise, actualmente los equipos de emergencia siguen rastreando entre escombros y cenizas. Se cree que el número de víctimas seguirá aumentando, dado a que son más de 200 personas las que fueron reportadas como desaparecidas. 

Refiriendo a estas acciones, el gobernador Brown agradeció a todas las personas y operativos que están colaborando para apagar los incendios: "Hemos pedido recursos al gobierno federal" y agregó que esto continuará los próximos 15 o 20 años, "el manejo de los bosques no detiene el bosque climático, esto es real, tenemos un gran reto que amenaza nuestra forma de vida", señaló.

Las condiciones climáticas sumado a los vientos dificulta la labor de los bomberos que solo han podido contener un 30 % del avance de llamas. Según meteorólogos, la escasez de lluvias, el aire seco, cálido y los vientos fuertes contribuyen de forma significativa a la catástrofe. 

"La tasa de propagación es exponencialmente más alta de lo que solía ser", dijo el jefe de bomberos del Condado de Ventura, Mark Lorenzen, quien sostuvo en una conferencia de prensa que los incendios en California en 2018 avanzan mucho más rápido que hace 10 años.

Las autoridades estatales apuntaron que la causa del infierno que se desató en Paradise está bajo investigación.

La suma de otro incendio: el Woolsey Fire

Entre tanto, en el sur de California también continúa una emergencia por el incendio Woolsey, que va desde el norte de Los Ángeles hasta el océano Pacífico.
El fuego creció explosivamente y actualmente casi iguala en tamaño al Camp Fire, son 97,114 acres territoriales afectados y solo un 40% fueron las zonas apagadas.

El regreso de los peligrosos vientos Santa Ana (mezcla de calor, aire seco y vientos que pueden convertir un pequeño fuego en un infierno mortal) tienen una alerta de bandera roja y los bomberos se apresuran a intentar contener el avance de las llamas.

Chris Anthony, jefe de división del Departamento de Protección de Bosques e Incendios en California (Cal Fire), explicó que los vientos, sumados a las altas temperaturas, maleza reseca y falta de lluvias son los "ingredientes perfectos" para que el incendio crezca explosivamente por todo el estado.

Este suceso ha dejado más del 80% de terrenos quemados en el Servicio Nacional de Parques en el Área Nacional de Recreación de las Montañas de Santa Mónica.

Actualmente más de 8000 bomberos luchan contra varios focos en todo el estado donde se han destruido más de 7000 estructuras y han quemado más de 220,000 acres.